Publicidad
Publicidad

SOLOMILLO CON SALSA ROQUEFORT

Solomillo con salsa roquefort, historia:


El solomillo de ternera (o vaca, o buey) tal vez sea, junto al chuletón, la pieza más preciada de carne (con permiso del cordero) del panorama gastronómico y hoy vengo con un solomillo con salsa roquefort para chuparse los dedos. Aunque soy de la opinión de que es "pecado" bañar con cualquier salsa un solomillo de calidad, sé que a mucha gente le encanta esta pieza con una buena salsa como esta. Lo cierto es que le va que ni pintada y puede ser una gran idea de cara a una celebración importante, ya que el solomillo se va un poco de precio económicamente hablando. Aún así, es algo que hay que probar al menos una vez para disfrutar de verdad de una buena pieza de carne.

Vídeo paso a paso:



Ingredientes


  • 1 solomillo de ternera de 250 gr. por persona

  • 50 gr. de queso roquefort

  • 250 ml. de nata liquida (crema de leche)

  • Aceite de oliva

  • Aceite de oliva



Publicidad

Solomillo con salsa roquefort, preparación:


  • Paso 1

    Debemos empezar marcando en la plancha los solomillos, para lo que dispondremos una sartén con aceite de oliva. Mientras se calienta, ponemos sal gruesa a los solomillos y los colocamos en la sartén con la parte de la sal hacia abajo. 

  • Paso 2

    Haciéndolos 2 minutos por cada lado bastará. El horno lo tenemos que tener encendido a 200 grados centígrados con el calor arriba y abajo. Una vez caliente y con los solomillos hechos, cogéis la sartén con mango extraíble y la metéis al horno, extrayendo el mango inmediatamente. Podéis ver un ejemplo de sartén con mango extraíble PULSANDO AQUÍ. Tendremos el solomillo horneando durante 3-4 minutos para que no se nos pase.

  • Paso 3

    En esos 3-4 minutos vamos a preparar la salsa. Ponemos el queso a derretir en una sartén y cuando esté a medio derretir añadimos la nata (crema de leche) y removemos hasta que ambos componentes queden integrados.

  • Paso 4

    Una vez estén listos tanto los solomillos como la salsa, solo nos queda juntar a ambos en un plato y ponernos a comer. Hasta aquí la receta de hoy amig@s, mañana volveremos con un nuevo dulce en Postres Caseros.


Descarga y disfruta la APP de Cocina Familiar:


Publicidad

VIDEO DEL DIA EN MI CANAL DE YOUTUBE (SUSCRIBETE)


Deja tu comentario


Síguenos en redes sociales


Colaboran con Cocina Familiar:

       

Cocina Familiar colabora con:

    

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información