×
Publicidad

TRENZA RELLENA DE ESPINACAS Y QUESO

     

    Trenza rellena de espinacas y queso


     

    Hoy te traigo una receta que en mi casa siempre triunfa, una trenza rellena de espinacas y queso fresco.  Se hace con masa de hojaldre comercial refrigerada así que más fácil no puede ser, solo tendrás que cocinar el relleno y preparar la trenza ¡Te va encantar!

    El relleno de esta receta queda delicioso, tanto en empanadillas como en pasta fresca se usa mucho, si te fijas se venden muchos tortellini o ravioli comerciales con este relleno, por algo será. Y si encima le añadimos pasas y piñones como en la receta de hoy pues aún mejor, nos queda un plato de diez. Si tienes niños te aseguro que con esta receta se comerán las espinacas sin rechistar  ¡Pruébalo y me cuentas!

     

    Trenza rellena de espinacas y queso, ingredientes:

    1 lámina de masa de hojaldre refrigerada

    300 gr. de espinacas frescas

    1 ajo picado

    150 gr. de queso fresco de untar de la marca que prefieras

    Un puñado de piñones

    Un puñado de pasas en remojo desde la noche anterior

    Sal y pimienta fresca recién molida

    Aceite de oliva virgen extra (AOVE)

    1 huevo batido para pintar la masa

    Semillas de sésamo para decorar

     

    Trenza rellena de espinacas y queso, preparación:

    Vamos a preparar nuestra trenza rellena, es importante sacar la de masa de hojaldre de la nevera un rato antes, para que al usarla ya esté a temperatura ambiente. Si no cuando la desenrollemos se nos puede agrietar, así que primero de todo saca el paquete de hojaldre de la nevera y enciende el horno para que se vaya precalentando a 180º, calor arriba y abajo.

    Ahora vamos a preparar el relleno de espinacas y queso fresco, primero tenemos que limpiar muy bien las espinacas pues suelen traer un poco de tierra y arenita.  La mejor forma de hacerlo es llenar el fregadero de agua y poner las espinacas en remojo durante unos minutos.  Las espinacas flotan pero la arena y la tierra pesan más así que se irán al fondo y las espinacas te quedarán bien limpias sin esfuerzo.  Las escurres muy bien y ya las tienes listas para usar.

    Ponemos un poco de aceite en una sartén a calentar con un ajo picado y en cuanto notemos el agradable olor del ajo pero aun no ha tomado color,  añadimos las espinacas bien limpias y escurridas.

    Trenza-rellena-de-espincas-y-queso-paso-a-paso-001

    A lo mejor no puedes añadirlas todas a la sartén porque no te caben, no te preocupes, en un momentito verás como las espinacas se encogen y puedes añadir una segunda tanda.  Se hacen enseguida, en cuanto se han encogido ya están hechas, es el momento de añadir los piñones y las pasas escurridas que habremos tenido en remojo desde la noche anterior. Salpimentamos, le damos unas vueltas para que se impregnen las espinacas del sabor de las pasas, solo un par de minutos, y ya las tendremos a punto.

    Para acabar la farsa de nuestra trenza rellena de espinacas y queso fresco solo nos queda pasar las espinacas rehogadas a un plato y añadir el queso fresco de untar, lo mezclamos muy bien y ya tenemos listo nuestro relleno.

    Seguidamente preparamos el hojaldre, podemos aprovechar el mismo papel en el que viene para trabajar sobre el y para hornear nuestra trenza rellena, como puedes ver en las fotografías.

    Trenza-rellena-de-espincas-y-queso-paso-a-paso-002

    Desenrollamos la plancha que ha de estar a temperatura ambiente y marcamos unas líneas que la dividan en tres partes iguales a lo largo.  En la parte del medio repartimos el relleno y en las dos partes laterales hacemos unos cortes en diagonal, los mismos en los dos lados.  En la siguiente fotografía puedes ver como tienes que hacerlo.

    Comenzamos a formar nuestra trenza rellena, doblamos el primer corte de un lado hacía el centro cubriendo el relleno, seguidamente hacemos lo mismo con el primer trozo de el otro lado y así sucesivamente, primero un lado y luego el otro hasta el final.  Se tarda más es explicarlo que en hacerlo, como puedes ver es sencillísimo, en la siguiente foto lo puedes apreciar.

    Solo nos queda pintar nuestra trenza rellena con el huevo batido y seguidamente repartir por encima un poco de semillas de sésamo para decorar y dar sabor.  Ya la tenemos lista para hornear durante unos 15 minutos con el horno a 180º, calor arriba y abajo.  Ya sabes, vigila que no se te queme pues cada horno es diferente, en cuanto la veas doradita y crujiente ya la tienes a punto.

       



VIDEO DEL DIA EN MI CANAL DE YOUTUBE (SUSCRIBETE)


Publicidad
Deja tu comentario


Síguenos en redes sociales


46 Comentarios
pocha
18/02/2016

me esncato esta receta asi que la voy hacer ,ademas super facil

pocha
18/02/2016

lindas recetas y faciles y tambien ,saludables

Javier Romero
16/02/2016

La cocina es para experimentar...

Son
15/02/2016

Se podría añadir pechuga de pollo a la trenza? Creo que le quedaría genial. Gracias 

manuel
15/02/2016

Gracias por poner recetas faciles que podemos hacer los que vivimos solos y ademas por motivos de salud no podemos comer de todo, agradeceria que de vez en cuando pongas mas para regimen y tan sencillas, gracias de uno que siempre ve tus recetas

Raquel
31/01/2016

Esta deliciosa,lo único que he cambiado el relleno por bacón y queso y ha quedado requisimaaaaa!!! Un diez a esta receta!!!!

Colaboran con Cocina Familiar:

     

Cocina Familiar colabora con:

    

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información